Últimos comentarios

Artículos por expediciones

Selecciona una categoría:

Blog del Afiliado

  • Caja de cambios automática por Cristian Beneitez

    GLACKMA-El Licor de la Larga Vida

    Para alguien como yo, una persona tímida, del norte y de números, se hace difícil explicar los sentimientos y sensaciones que me invaden cuando pasas unos días con un grupo de gente con el que tienes la sensación de estar como en casa… Como una caja de cambios automática es cómo funcionamos los miembros de GLACKMA cuando realizamos encuentros como el de La Mancha. Nada más encontrarnos y saludarnos, comienzan los engranajes a girar en perfecto sincronismo como si el último encuentro hubiera sido hace unos minutos. Algo similar pasa con los nuevos miembros, el acoplamiento con el grupo se produce de forma suave pero progresiva, hasta que la relación alcanza un alto grado de tenacidad. Bastan unos pocos minutos para que la amistad que nos une salga a la luz como si fuera una continuación de las vivencias precedentes creando un “microclima” muy especial, tan especial que no hay palabras que puedan expresar tal cúmulo de sentimientos. Resulta como poco llamativo, que personas que venimos de lugares tan diversos de la geografía española y con quehaceres tan distintos conectemos así de bien en tan poco tiempo.

    No hay mejor lugar para disfrutar de este grupo que la naturaleza en todas sus posibles versiones: glaciares, montañas, montes, lagunas, ríos, cascadas, cuevas… ya que la naturaleza es nuestro principal nexo de unión. Y cómo no, siempre bien acompañados de los productos típicos de nuestras zonas y sus respectivas bebidas.

    Otro punto especial de este grupo son los “peques”, que son la inocencia en persona y nos recuerdan que deberíamos dedicarnos más a disfrutar de la vida y de la naturaleza y menos a nuestros quehaceres diarios.

    Además de ser un encuentro de amigos y personas que compartimos las mismas inquietudes, también es un punto de encuentro con uno mismo, ya que la rutina diaria poco a poco nos va convirtiendo en simples máquinas (para cuando los peques crezcan un poco más, Tiempos Modernos de Charles Chaplin).

    Para los que os suene raro, los “Hijos de Odín”…son un grupo de personas que se conocieron facturando las maletas en el aeropuerto del Prat el 3 de Julio de 2012 con destino a Islandia y que hoy forman parte de la familia GLACKMA. ¡Que grandes recuerdos de esos días!

    Admiración Marta, solo te puedo mostrar mi más sincera admiración por la lucha que realizas con cada paso y además, demuestras lo mucho que quieres a tus hijos. Eres un verdadero ejemplo para todos nosotros y sobre todo para tus “peques”.

    Emilio, cada vez que nos vemos, no dejas de sorprenderme con la amplitud de tu carta y la simpleza de la misma y además, me gustaría felicitarte por la organización y por tu gran liderazgo, pues ese liderazgo, por lo menos a mí me transmite una gran tranquilidad.

    Quisiera pediros disculpas por mi retraso, pero ya sabéis que contra la climatología no se puede luchar, solo esperar, y la agricultura y ganadería es lo que tiene.

    Deciros que para mí ha sido un fin de semana de desconexión, desconexión que ya necesitaba y al que todos habéis contribuido.

    Muchas gracias a todos por hacer un puente de mayo tan especial y hasta el próximo encuentro GLACKMA.

    Un abrazo a todos.

    Ver galería

    Etiquetas: