Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • ¿Qué os parece una gira de GLACKMA por España?

    Los que nos conocéis de hace tiempo sabéis que para nosotros es tan importante la investigación como la divulgación y de hecho desde que pusimos en marcha el proyecto GLACKMA en el 2001, comenzamos desarrollando ambas facetas en paralelo.

    También debéis saber por nuestra página web, que hemos formado la Asociación GLACKMA con el objetivo de compartir con todos vosotros nuestro proyecto.

    No sé si habéis leído el libro “Diario Polar” que publicamos en el 2005. En uno de los capítulos “Los inicios de esta aventura polar científica” narro cómo fue mi inmersión en el apasionante mundo de la glaciología y cómo poco a poco me fui comprometiendo en este camino… duro muchas veces, pero reconfortante otras tantas. Bueno, ahí lo cuento y no os lo voy a desvelar por completo a los que no lo hayáis leído, pero el empujoncito inicial fue una conferencia que escuché a Adolfo sobre el glaciar Perito Moreno.



    Lo que se transmite hablando en persona es mucho más de lo que se puede hacer a través de unas líneas escritas. Si uno cree en lo que hace, confía en ello y pone todo su empeño… al hablar se contagia también esa ilusión.

    “¿Qué nos querrá contar Karmenka hoy?”, os estaréis preguntando.     



    Hemos pensado -desde nuestro nuevo papel de Asociación-, organizar una gira por diferentes lugares de España para dar a conocer lo que es GLACKMA. Además estamos tremendamente agradecidos por la cantidad de cartas de apoyo recibidas en su día, cuando las solicitamos para presentar el proyecto a la Fundación Biodiversidad. Por cierto, hablando del proyecto, no nos lo han concedido, pero ya veis que seguimos adelante y no nos paramos. Con nuestras aportaciones personales iremos avanzando más lentamente, pero continuaremos hacia delante en lugar de quedarnos sentados con los brazos cruzados.    

    Como os decía, con esta gira tenemos la opción de daros las gracias personalmente por el apoyo que nos brindasteis con aquellas cartas, podemos además transmitiros nuestra alegría y satisfacción al ver cómo día a día va aumentando el número de seguidores de GLACKMA y a lo mejor conseguimos que nuevas personas nos vayan conociendo y sabiendo de esta nueva Asociación que tenemos que incrementar entre todos.

    La idea es ofreceros la conferencia divulgativa “¿Qué nos dicen los glaciares?” con apoyo de una gran cantidad de imágenes de las expediciones, y después establecer un coloquio con todos los que queráis participar. Estamos organizando la gira en estos momentos, será durante los sábados de octubre y los primeros de noviembre -antes de que salgamos rumbo a la Antártida-, algunos lugares posibles que estamos barajando son: Granada, Gredos, Gijón, Huesca, Gerona…, todos son lugares dispersos en la geografía, para poder acercarnos a vosotros lo más posible -aunque puede que también os toque viajar para oírnos-, y además son lugares muy relacionados con los glaciares y lo poco que queda de ellos en nuestro país.

    Para que no quede la cosa solamente en la conferencia, y justificar el esfuerzo del desplazamiento, después de la conferencia nos iremos a comer o cenar “a escote”, según la hora, con aquellos de vosotros que os apetezca conocer más de GLACKMA y de nosotros en un ambiente más informal.

    Como esto es algo que hacemos especial para vosotros, nos gustaría que opinéis sobre ello: ¿Qué os parece?, ¿tenéis alguna idea o propuesta?, ¿cómo os gustaría que fueran los encuentros?, etc. etc. etc. Como vosotros seréis los protagonistas, ayudadnos a definirlo entre todos, haciéndonos llegar vuestras propuestas e ideas. En la página web www.glackma.es abriremos una encuesta para recibir sugerencias e iremos anunciando los lugares y fechas a medida que se vayan confirmando. Por supuesto que también podéis añadir comentarios a este artículo.

    Os esperamos, junto con vuestros amigos!!
    • ¿Qué os parece una gira de GLACKMA por España?
    • ¿Qué os parece una gira de GLACKMA por España?

    Etiquetas:

  • Próximas expediciones… todavía nos falta un poquito

    Hemos establecido ya las próximas expediciones que realizará GLACKMA, salvo imprevistos, ¡claro!, que además éstos suelen ser muy habituales en temas polares. Os cuento el plan a ver qué os parece.

    De momento este verano no vamos a realizar ninguna. Teníamos pensado subir al Ártico -Svalbard en concreto-  al final de la época estival, para terminar de instalar las sondas que no pudimos la campaña anterior por complicaciones logísticas. Sólo nos dio tiempo a instalar un aparato de los tres que íbamos a fijar. ¡Hombre!, sería perfecto poder terminar la instalación este año, pero entran en juego no sólo ideales y apetencias, sino optimización del trabajo.







    Con los imprevistos que hemos tenido este año y esas campañas extras que hemos realizado a Islandia en la primavera boreal y a Patagonia en el otoño austral, nos hemos quedado a mínimos económicamente hablando. Como os habíamos comentado en alguna ocasión, ha sido cortada la subvención que recibíamos por parte del Ministerio de Medio Ambiente para el desarrollo de GLACKMA. Actualmente lo único que nos queda es un añito de presupuesto del proyecto europeo que tenemos activo, pero cubre sólo las campañas antárticas. Por eso las actividades extras de este año, las hemos tenido que cubrir personalmente para no perder la continuidad de los datos en los registros polares.





    Haciendo cálculos y siendo realistas, meternos ahora a cubrir económicamente el gasto de la expedición a Svalbard, no es posible. Intentaremos conseguir alguna subvención para el próximo año y si no fuera así, haber entonces ahorrado lo suficiente para llevarla a cabo. En principio con la sonda nueva que instalamos allí el año pasado, nos aguantaría hasta el verano del 2012.

    Por eso la próxima expedición no será hasta finales de año a la Antártida. Nos interesa en esta ocasión ir al principio del verano austral para ver el comportamiento de las sondas nuevas cuando comienza la descarga glaciar. Debemos además de completar la curva de ajuste entre nivel y caudal y necesitamos para ello, valores tanto mínimos como máximos del caudal en el río que viene del glaciar. A principios del verano  austral nos aseguramos los mínimos y según vaya adentrándose el verano podremos ir completando el registro de valores máximos.





    Por otro lado, debemos de cruzar a Caleta Potter –donde se encuentra la Base argentina Jubany- y volver a instalar allí la sonda multiparamétrica. Debido a su complejidad esta sonda no puede quedar a la intemperie en el invierno y por eso, cuánto antes vayamos para poder comenzar a registrar datos al inicio del verano, mejor. Nuestro objetivo será poder llegar al Continente Blanco en la segunda quincena de noviembre y regresar a finales de enero. Ahora todo dependerá de la logística.

    Y después, ¿cuáles son nuestras próximas expediciones? Lo siguiente sería acudir al Ártico y para ello planeamos trabajar en tres estaciones: la de Islandia, la del Ártico Sueco y la de Svalbard.





    Para las dos primeras haremos una logística combinada, saliendo desde España en un vehículo todoterreno. En ferry desde Dinamarca cruzaremos a Islandia, donde llegamos con el todoterreno que nos da movilidad allí. Al regreso, subimos hasta el Norte de Suecia y el último tramo donde ya no es posible avanzar con el vehículo, lo cubriremos en helicóptero. Nos acompañará Jose, otro socio de GLACKMA, quien está empezando a realizar su tesis doctoral en el glaciar de Islandia.





    Esta combinación la haríamos durante varias semanas de julio y agosto, para dejar libre la primera quincena de septiembre y subir a 79ºN a Svalbard, a terminar el trabajo de instalación del que os hablaba antes.

    A estas tres últimas expediciones -las del Ártico- nos acompañará otra vez Gabriela. A parte de la investigación y divulgación habituales que desarrollamos, ella desde Madrid Scientific Films debe seguir con el objetivo de sacar adelante el documental científico de GLACKMA. Además Gaby se integró perfectamente en el trabajo de equipo durante la pasada expedición… ¡así que repite con nosotros!

    Bueno, pues estas son de aquí a un año nuestras próximas expediciones marcadas en la agenda de GLACKMA. ¿Cómo lo veis?, ¿qué os parece?

    Sinceramente os digo… que a mí, hablar de todo ello ahora, cuando debo de pasar este verano sacando adelante una enorme cantidad de trabajo de gabinete acumulado, se me hace… ¿cómo diría yo?, dejémoslo simplemente en “tremendamente complicado y difícil”. ¡Seguro que me entendéis!

    • Próximas expediciones… todavía nos falta un poquito
    • Próximas expediciones… todavía nos falta un poquito
    • Próximas expediciones… todavía nos falta un poquito
    • Próximas expediciones… todavía nos falta un poquito
    • Próximas expediciones… todavía nos falta un poquito
    • Próximas expediciones… todavía nos falta un poquito

    Etiquetas:

  • Viento a un largo

    Llegó la hora de la verdad. En el puerto de Alicante nos sale al encuentro, Juan  Mari, meteorólogo jubilado que ha participado en siete campañas antárticas. Por cierto, es muy amigo de Adolfo, estuvieron juntos en las primeras campañas españolas del montaje de la Base Juan Carlos I.

    Nada más verlo reconozco en él a otro aventurero científico… No sé, es algo especial que no sabría describir, pero que se siente. Nos acompaña hasta su barquito y embarcamos… Mis nervios a flor de piel.



    A la salida del puerto vemos el navío Santísima Trinidad, una réplica de un galeón del siglo XVIII. ¡Impresionante! Una vez que hemos salido del puerto, me dejan coger el timón. Es de caña en lugar de rueda, así que perfecto para aprender. Asimilo rápido que es muy sensible a cualquier movimiento y a la vez lento en la respuesta. Voy observando a los expertos y aprendiendo todo lo que puedo.   



    Titulo el artículo con “Viento a un largo”. Esta es una expresión que se utiliza en el ámbito marino para desear una buena navegación. ¿Por qué se dice eso? En un barco de vela, según el ángulo de navegación con respecto al viento, se navega en un rumbo determinado que tiene una denominación concreta. Navegar a un largo, se refiere cuando vamos abiertos a unos 120º al viento, entonces las velas van muy abiertas y se alcanza una gran velocidad.

    Experimenté también navegar de ceñida, que es cuando el viento entra abierto solamente unos 40º de la proa. En este caso se trata del rumbo más cerrado posible y es el que provoca mayor escora en la embarcación. ¡¡¡Me encantó!!! Creo que es el rumbo que más me ha gustado… ¡ahí al límite!, ¡espectacular!

    Aprendí y comprendí de verdad cómo se efectúan las viradas por avante y en redondo. Me aclaré con las diferentes denominaciones para la jarcia, según sea la firme o la de labor, con los diferentes tipos de vela y sus partes, con la arboladura…



    Durante los días de navegación supe que Juan Mari también soñó despierto con las lecturas de Julio Verne. En concreto recuerda “La esfinge de los hielos” que leyó a los nueve años y le marcó por completo. Según lo iba escuchando, recordaba cuando hablaba sobre Julio Verne a mis muchachos expedicionarios de Salamanca, durante la pasada expedición a Islandia.



    Me había llevado conmigo mi libro de estudio para continuar leyendo algo durante los días de navegación… Pero al final, opté por la más sabia opción: aprovechar a tope la navegación a vela real y dejar el estudio teórico para cuando no tenga barquito.

    Terminados los días de navegación regreso a Salamanca, con el gusanillo de la vela y el mar minándome por dentro… ¡Me ha encantado! He quedado realmente fascinada por la navegación a vela. ¿Cuándo podré volver a navegar?

     

    • Viento a un largo
    • Viento a un largo
    • Viento a un largo
    • Viento a un largo
    • Viento a un largo

    Etiquetas:

  • Trabajo de gabinete y otras cosas…

    Pasada esta primera mitad del año y con cinco expediciones a nuestra espalda, ha llegado el momento de detener un poco la marcha y cambiar de quehaceres. ¡Sí!, he dicho cinco expediciones en tan sólo seis meses: Antártida y Patagonia en el verano austral, Islandia en la primavera boreal y de nuevo Patagonia –esta vez en el otoño-, para terminar con el colofón de oro de la Antártida invernal.

    Con estos seis meses prácticamente fuera de casa desarrollando las tareas de campo, llega un momento en que hay un atasco espectacular en el trabajo de gabinete. Creo que tendría ocupación para 100 personas durante al menos un año entero. Así que habrá que ir avanzando poco a poco… Con ánimo me zambullí en esta nueva etapa y sobre todo, con la satisfacción de tener todas las estaciones de GLACKMA funcionando en perfectas condiciones y continuando con el registro de datos.



    Aunque atiborrada de trabajo, puede más en mí la ilusión por aprender cosas nuevas, que el pensar que no voy a tener tiempo. A ratitos he empezado a estudiar navegación a vela, para sacarme en primer lugar el título de Patrón de Embarcaciones de Recreo y poco a poco continuar formándome en esa línea.

    ¿Por qué?, os preguntaréis. Todo tiene su razón, lo único que os lo contaré más adelante, cuando esté más avanzado. Sólo os adelanto que os va a encantar a todos los que nos seguís y como nosotros sois amantes de la naturaleza, la ciencia y la aventura… ¡Ya lo veréis! Será una tremenda sorpresa…

    De momento empecé con un libro, estudiando todo teóricamente y ¡claro!, llega un momento en que el lío de nombres y conceptos que tengo en la cabeza es enorme. Tengo que ver un barco… y probar.



    Chema, otro socio de la Asociación GLACKMA y relacionado con esa fantástica sorpresa de la que en su día os hablaré, ha conseguido que pueda realizar una primera toma de contacto con un barquito de vela. ¡Genial, genial, genial! Nos vamos a Alicante a navegar. Será mi primera navegación a vela. ¡No me lo puedo creer! Estoy feliz y con una ilusión tremenda. Mi cabeza comienza ya a imaginarse la aventura…          

    • Trabajo de gabinete y otras cosas…
    • Trabajo de gabinete y otras cosas…
    • Trabajo de gabinete y otras cosas…

    Etiquetas: