Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Adolfo Eraso, Doctor Honoris Causa

    El pasado 14 de octubre, Adolfo Eraso fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad Pública de Navarra (UPNA). El acto de investidura tendrá lugar el próximo 11 de diciembre. Convirtiéndose así en el undécimo Doctor Honoris Causa nombrado por dicha Universidad.

    Cuando apareció la noticia en la prensa, lo calificaban de experto espeleólogo y montañero, y de referencia mundial en el estudio de los glaciares. Los medios que se hacían eco de la noticia, trataban de resumir en unos pocos párrafos su dilatada trayectoria científica y de investigación. Enumeraban desde sus estudios e investigaciones en muy diversas áreas, hasta los numerosos premios recibidos, pasando por las distinciones otorgadas como académico en dos prestigiosas Academias.

    Pero yo no os voy a hablar de esa parte académica, científica y de investigación. Quiero resaltar lo que a mí me llama más la atención, que quizás sea la base de todo lo demás. Son muchas expediciones polares que hemos compartido juntos y muchas horas de espera en la complicada logística ártica y antártica. Si a este tiempo añadís lo que disfruta Adolfo con su arte de oratoria, os podéis imaginar la cantidad de anécdotas que me ha ido contando en todos estos años. De hecho, pienso que tendría que haber ido grabando todas estas charlas, para algún día escribir un libro… Pero, de momento no, de momento he disfrutado escuchando las historias y aprendiendo de su sabiduría.

    Yo resaltaría tres facetas. Una es su impulso natural por conocer, por saber. Su curiosidad innata por todo lo que le rodea, en especial por los procesos que tienen lugar en la naturaleza. Pienso que esta es una cualidad que lo marca como científico, como investigador y además en áreas muy variadas.

    La segunda faceta que lo caracteriza es su dedicación por enseñar lo que sabe. Transmite y regala su sabiduría, su conocimiento, sus descubrimientos… Ha puesto en marcha numerosos grupos de trabajos, no sólo en España, sino en el mundo entero. Y siempre de manera desinteresada, su único motor para ello es ese disfrute y satisfacción de actuar cómo un verdadero maestro.

    Y el tercer matiz que brota de su persona, es su humildad. Nunca presume de sus éxitos y logros y está siempre dispuesto a reconocer sus posibles fracasos.

    ¡Claro que hay un montón de cualidades más! Pero tratando de esquematizar y sintetizar los pilares de este nuevo Doctor Honoris Causa, me quedo con esos tres que os acabo de enumerar.

    ¡¡Muchas gracias Adolfo y enhorabuena!!”, te deseamos desde GLACKMA un feliz e inolvidable día de investidura. Nos alegramos que contigo no se cumpla el refrán que afirma que “Nadie es profeta en su tierra”.

    • Adolfo Eraso, Doctor Honoris Causa

    Etiquetas: