Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Hermoso baño de ilusión sincera

    Estamos ya por España con una asfixia de calor increíble, y aunque tengo que contaros todavía el final de la expedición -tarea pendiente para un siguiente artículo- quiero narraros, en el momento presente, las visitas que me han dado tiempo a realizar a los centros expedicionarios. El cole terminaba ya, así que había que apresurarse y aprovechar esos ultimísimos días antes de vacaciones.

    Por tiempo, por distancia y por economía -que la expedición me ha dejado en números rojos- solo he podido visitar a los centros participantes de Salamanca, tanto de la ciudad como de su provincia. También ha coincido que han sido los expedicionarios que más han participado en el blog, así que de alguna manera pueden considerarlo como un premio a su continuo apoyo y trabajo. La primera cosa que querían saber nada más verme, era qué había ocurrido con la sonda, “¿la encontrasteis?, ¿tenéis los datos?, ¿estaba bien?”... Ellos ya saben lo que ha pasado, los demás tendréis que esperar al siguiente post del blog.

    Comienzo con el Colegio San Estanislao de Kostka ubicado en la propia capital charra, son alumnos de 4º ESO, entre 15 y 16 años. Después me voy a la sierra y en Béjar, acudo a dar una sorpresa a los expedicionarios de 11-12 años, de 6º de primaria del Marqués de Valero.

    Tengo muchas anécdotas y no os puedo contar aquí todas, pero para que os hagáis una idea, os relato alguna. Me llama la atención que los expedicionarios más mayores del primer colegio, acudan a verme a las 8:30 de la mañana, no siendo obligatorio tener que estar esa hora y ese día en clase… La juventud tiene sus tesoros, nosotros tenemos que saber darles oportunidades que merezcan la pena y que ellos sean capaces de elegir. Me encantó la pregunta: “¿Cómo te has hecho expedicionaria?”

    En Béjar fue increíble porque entre su profesora Isabel y yo, preparamos un plan sorpresa que dio un magnífico resultado. Cuando aparecí se echaron todos sobre mí para darme un gigante abrazo y me sacaron fuera del pabellón por la energía con la que se lanzaron… Volví a entrar y completar los abrazos a los que habían quedado más distantes en ese hermoso e inolvidable abrazo grupal. Charlamos, jugamos, me regalaron una foto del grupo, me decoraron la pizarra. Hermosa pregunta: “¿Cómo haces para, después de recibir un contratiempo y otro y otro y otro, seguir siempre hacia adelante?”. Preciosa despedida bajando yo por la acera y ellos acompañándome desde el patio en todo el recorrido y a través de la verja coreando en grupo: “Karmeeeenka, Karmeeeennka… Karmenka te queremos mucho”.

    Segundo día de visitas y último día de cole -ya veis, apurando al límite-, empiezo a primera hora con otro centro en Salamanca, también de 6º de primaria en el José Herrero y de nuevo a la sierra, en este caso para ver a los expedicionarios entre 3 y 12 años de Los Jarales, juntando a los colegios de San Miguel de Valero, de San Esteban de la Sierra y de Valero, pues se trata de un Colegio Rural Agrupado.

    En el José Herrero es un grupito reducido pero súper cercano. Charlamos y charlamos y charlamos con una gran proximidad. El tiempo se me pasó volando, tenía que dejarlos para continuar mi ruta a la sierra. Me encantó el comentario que hicieron: “Era bonito veros sonrientes en los vídeos a pesar de las dificultades que estabais pasando”. Recibí unos regalos sorpresa que de forma espontanea unos expedicionarios me habían hecho… ¡Qué detalles! Hermosa despedida con abrazos muy cercanos y sinceros. Me dan las gracias por la visita y por haberlos hecho expedicionarios.

    Sin perder un instante me pongo en ruta a Valero para poder ver a los expedicionarios de los tres pueblos antes de que se vayan. Es el último día de cole, último rato de la mañana… Por los pelos… Nada más llegar, Inés -la coordinadora de los tres colegios- me presenta a Álvaro, ese expedicionario de tres años que me había dicho en el blog que me quería mucho e insistía según avanzaba la expedición, que me quería mucho. No se podía creer que estuviera allí, Inés le decía: “Es Karmenka, es ella de verdad, de carne y hueso”. Qué abrazo más bonito Álvaro, jamás olvidaré tu carita emocionada… Habían estado utilizando el blog no solo para las clases de ciencias naturales, sino también como lecturas y aprendieron que una matemática no solo sabe de matemáticas. Y de nuevo la pregunta: “¿Cómo podéis hacer todas las cosas, aunque algunas sean tan difíciles?”. Después nos vamos a las piscinas naturales del río de Valero y nos damos un baño. Inés me había llevado un bañador -¡vaya detalle!-, así que pude meterme en el agua con todos estos expedicionarios.  

    A todos los participantes de todos los centros les habían encantado los vídeos, estaban maravillados y querían más… ¡Infinitas gracias Carlos por tanto trabajo y tan bien hecho! Ya ves que estos pequeños gigantes saben valorar el esfuerzo mucho mejor que algunos adultos. Seguro que estarán pendientes de los vídeos que vayas realizando en el futuro, con todo ese magnífico material que has grabado en esta expedición.

    Hablando de vídeo, aquí os dejo uno -si me permito el lujo de llamarlo así- que recoge algunos momentos de estas visitas. Está hecho con el teléfono, todo sin preparar, improvisando. Me da un poco de vergüenza dejaros esta “chapuza” de video en cuanto a calidad y más después de las maravillas que os ha brindado Carlos, pero miradlo solo con el sentir y con lo que os transmite, simplemente busco compartir un poco con vosotros esas sensaciones tan lindas que los expedicionarios me han regalado.

    A los profesores, Juan Antonio, Isabel, Carmen, Inés y a todos los demás que habéis participado pero no he podido ir a veros… ¡qué lujo de profesores! Infinitas gracias por hacer que vuestros alumnos hayan podido seguirnos en esta aventura polar científica.

    Y a todos los expedicionarios (los visitados y los no), infinitas gracias por tanta cercanía, por vuestro cariño sincero, vuestra ilusión, vuestra emoción, vuestro apoyo en los momentos complicados. Os voy a echar de menos… Yo también os quiero mucho…

    Etiquetas:

  • Encuentro con los jóvenes expedicionarios

    Jóvenes expedicionarios que nos habéis seguido desde diciembre -cuando comenzamos nuestra expedición a la Antártida- y nos habéis acompañado a lo largo de todos estos meses… ¿sabéis que os digo? ¡Que por fin llegó el momento de dejar la virtualidad!

    Adolfo y yo estamos muy orgullosos de vuestra compañía, día a día nos habéis dado aliento en los momentos tan complicados que nos fueron surgiendo. Vuestra ilusión por aprender ha sido contagiosa, vuestra concienciación medioambiental ejemplar. Vuestros profesores, que a pesar de lo denso del programa escolar se las han ingeniado para ayudarnos con esta divulgación, merecen toda nuestra gratitud y seguro que vosotros, jóvenes expedicionarios, habéis sido conscientes también de su esfuerzo y se lo habéis agradecido de la mejor forma: aprendiendo y trabajando.

    No os quiero ni decir lo satisfechos y contentos que están Empar, Alejandro y Susana (voluntarios de GLACKMA) al ir comprobando según avanzaba la expedición, lo bien que habéis trabajado con esas unidades didácticas tan atractivas que os han preparado.

    Jóvenes expedicionarios os esperamos el próximo 17 de Mayo a las 11:00 horas en el CC Julián Sánchez "El Charro" en Salamanca. Estaremos a vuestra disposición para poderos resolver todas aquellas dudas y curiosidades que os hayan quedado sin responder.

    Tenemos también que agradecer a la Fundación Salamanca Ciudad de Saberes  su apoyo ayudándonos a difundir esta actividad entre los centros y la organización de este encuentro del próximo 17 de Mayo, en el que por fin nos conoceremos.

    • Encuentro con los jóvenes expedicionarios

    Etiquetas:

  • No te pierdas la tertulia en los Trotaviernes de Salamanca, ¡¡¡ya es este viernes!!!

    En bici por la sierra de Bejar

    Sí, así como lo leéis, tras las expediciones de Patagonia, Antártida y el Altiplano Andino, GLACKMA calienta motores para retomar el ciclo de conferencias divulgativas. Y qué mejor inicio que en Salamanca, la capital charra que me vio crecer. No digo nacer porque soy asturiana, de Oviedo y tengo una gran pasión por mi tierra. Pero esta ciudad castellana me “adoptó” desde los cinco años y en la sierra de Béjar se desarrolló mi pasión por la montaña y la naturaleza.

    Quién me iba a decir a mí que ahora con el paso de los años, es de nuevo esta sierra bejarana la que me ayuda a mantener la paz y tranquilidad antártica que ya conocéis. ¡Sí!, mi jornada laboral diaria intento partirla en dos tramos inacabables… pero, ¡dos tramos! Y en ese tiempo intermedio se va todo el estrés que se me quiere pegar, ese estrés que desprende continuamente este mundo alocado que marcha a toda velocidad. ¿Cómo lo logro? Recorridos en bici por la sierra de Béjar, o carreras por la montaña, sin cansarme de admirar y quedar maravillada de este paisaje tan hermoso que nos brinda la naturaleza.

    Por cierto, mientras hacía mi recorrido en bici de hoy y pensaba en escribiros este artículo, me di cuenta que… el cartelito que puse en la Antártida frente a la Base Rusa Bellingshausen, desde el 2000 -en mi primera expedición al Continente Blanco-, sigue ahí inamovible y respetado por todos. Cada año al regresar a esas tierras antárticas, una de las cosas que primero hago es ir a ver cómo está. ¡De verdad! Y siendo yo de Oviedo como os decía al principio, sin embargo lo que me salió espontáneamente fue escribir el nombre de Salamanca!!!! Mirándolo ahora con el paso de los años, pienso: ¡Qué suerte tienen todos los salmantinos, con su ciudad anunciada en tierras antárticas y destacando entre todos los nombres en cirílico!

    Bueno, lo que os quería decir es que la tertulia empieza a las 20:30, la organizan los Trotaviernes en el C.M.I. Julián Sánchez El Charro (Av. De Federico Anaya, 45, Salamanca) y lleva por título “¿Qué nos dicen los glaciares?”. Os contaremos Adolfo y yo todo lo que hemos aprendido de ellos. Nosotros lo único que hacemos es “escucharles” con  mucha atención y después ser testigos de lo que nos están contando día a día, para divulgarlo a los demás. Además llevaremos ejemplares de los dos primeros libros que hemos editado bajo el sello editorial de GLACKMA y os los podemos dedicar personalmente.

    Será un verdadero placer veros a todos los que queráis venir. Estáis todos invitados. ¡Os esperamos! 

    Ver galería

    Etiquetas:

  • En España, tremendo contraste…

    Os escribo ya desde Salamanca. Un paso rápido por Punta Arenas, a la salida de la Antártida, para despedimos de los amigos que allí tenemos. Seguimos coordinando el posible trabajo para el futuro en el glaciar Contramaestre de Tierra del Fuego. En este sentido avanzamos algo tras nuestras conversaciones con el departamento de glaciología del INACH (Instituto Antártico Chileno), con la sección de Meteorología de la Armada y con la Dirección de Aguas. Parece que hay intereses comunes en el estudio de ese glaciar y posiblemente podamos llegar a trabajar en él.



    Después, como en un abrir y cerrar de ojos, todo se acaba. Cinco horas de avión de Punta Arenas a Santiago. Una espera de casi 9 horas en el aeropuerto de la capital chilena. Estiramos las piernas, paseando un poco por el entorno del aeropuerto. Al salir  nos sorprende una tremenda bocanada de contaminación. Se veía desde el aire antes de aterrizar, la ciudad de Santiago se encontraba cubierta por una bóveda de polución. Al parecer llevan mucho tiempo sin lluvias y ahora en el invierno hay menos viento que en época estival, lo que favorece que la contaminación se vaya quedando acumulada en la ciudad, ya que la cercana cordillera actúa de enorme barrera. Acostumbrados a respirar el aire puro de Patagonia y la Antártida, nos da la impresión de estar sumergidos en una piscina de polución.



    Inmediata ya la hora de salida de nuestro próximo avión, entramos en el aeropuerto y nos dirigimos a la zona de embarques. ¡Vaya, un verdadero caos! Está todo abarrotado de gente, sentada, echada y paseando por todos los rincones. ¿Qué ocurre? ¡Anda, es debido a la ceniza del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle! Con los vientos predominantes de Oeste a Este, llevan ya varios días con cierre del espacio aéreo en Argentina y Uruguay. Todos los vuelos que salen de Santiago rumbo a Buenos Aires y Montevideo están siendo cancelados.



    Con el nuestro no hay problema, ya que dejará las cenizas al Este y podremos continuar la ruta al Norte. Sólo nos tocan varios cambios de puerta de embarque, pero salimos bastante puntuales. Un largo recorrido de casi 14 horas hasta Madrid en el que mi mente revive una y otra vez las situaciones tan intensas vividas en estas últimas semanas. ¡Ha sido todo un verdadero éxito! ¡Qué afortunada me siento!



    España… ¡qué tremendo contraste ahora! De repente la temperatura la tenemos 40ºC más alta que de dónde venimos allá en la Antártida. Y la luz… los días son ahora interminables, no se acaban nunca. Pasamos de tener apenas 5 horas de luz con una continua ventisca a algo más de 15 horas de luz y sol brillando con intensidad en el cielo. Al cuerpo le cuesta asimilar un cambio tan grande en tan sólo unas horas…   



    A parte de ese enorme contraste natural, me meto de bruces en el mundo…, en el mundo, ¿cómo llamarlo? “civilizado” suelen decir. Pero sinceramente, no me gusta nada esa palabra porque no refleja la realidad. Prefiero denominarlo Vorágine y Torbellino, ambas con mayúscula, para darles más fuerza. Todo son prisas, premuras, urgencias. Cantidad de papeleos y formalismos que consumen el tiempo y no valen para nada o para muy poco… Tremendo contraste.



    No puedo dejarme impregnar por esta locura, tengo que escaparme antes de que inconscientemente quede atrapada y prisionera en sus redes. Un fin de semana en el campo, en la montaña, en la hermosa sierra -que por suerte, tan ceca tenemos en Salamanca-. Disfrutar con la familia, impregnarse de la naturaleza que está ahora tan preciosa y llena de vida. Todo verde, frondoso, los cerezos con sus frutas madurando, los castaños en flor, los pájaros trinando en continuo. Una mezcla de aromas que te impulsan a respirar profundamente y purgar el aire del interior.



    Y cómo no, en medio de esta naturaleza llena de vida, no podía faltar el deporte. Paseos por los robledales, caminatas, baños en las aguas frescas de los ríos de montaña y la bici… Me encanta este deporte sobre todo cuando puedo hacerlo en la montaña. Son horas en las que la mente queda libre para evadirse por donde lo desee. Esta vez, ha sido inevitablemente por la reciente expedición. Subir puertos con tu única energía y… la bici, ¡claro!, percibir el cansancio, el creer que uno ya no puede más… y entonces la mente actúa, toma el mando y consigue que el cuerpo siga pedaleando y llegue a la cumbre. ¡Es genial!    



    Una maravillosa naturaleza que ha sido capaz de llenarme de nuevo de vida. Ahora, la semana en la selva del cemento, será mucho más llevadera.

    • En España, tremendo contraste…
    • En España, tremendo contraste…
    • En España, tremendo contraste…
    • En España, tremendo contraste…
    • En España, tremendo contraste…
    • En España, tremendo contraste…
    • En España, tremendo contraste…
    • En España, tremendo contraste…
    • En España, tremendo contraste…

    Etiquetas:

  • Invitación abierta al encuentro del próximo viernes 6

    Se acerca el día del encuentro con los expedicionarios virtuales que habéis participado en la iniciativa “Ven a la Antártida”, que pusimos en marcha junto con la Fundación “Salamanca, Ciudad de Saberes”.

    Adolfo y yo tenemos unas tremendas ganas de conoceros personalmente y agradeceros vuestra participación en las expediciones recientes a través de este Blog. Aprovecharemos para resolver todas las dudas que os hayan quedado pendientes y os haremos entrega de los premios del concurso, que os hemos traído expresamente para vosotros.

    Por descontado, se trata de un acto abierto para todo aquel que quiera participar, pequeños y grandes… todos estáis invitados al encuentro. ¡Será un verdadero placer conoceros a todos!

    Día: viernes 6 de mayo

    Hora: 10:30 de la mañana

    Lugar: Centro Julián Sánchez “El Charro”, Plaza de la Concordia s/n, Salamanca

    • Invitación abierta al encuentro del próximo viernes 6

    Etiquetas: