Cartel

Serán así objetivos de este proyecto la implementación y coordinación de medios humanos, científicos y técnicos que permitan establecer protocolos de actuación, toma de datos, interpretación y exposición de datos científico-técnicos que permitan conseguir:

  • Implementar un banco de datos de los recursos hidráulicos aportados por los acuíferos kársticos de la Península Ibérica
  • Monitorizar mediante sondas fijas la descarga hídrica de izvores (surgencias kársticas) para la elaboración de series temporales continuas que conllevará (supervisada por el equipo de GLACKMA):
  1. equipamiento fijo de sondas nivel y otros parámetros (conductividad, temperatura del agua, etc)
  2. elaboración de la curva de ajuste (nivel-caudal) 
  • Activar la participación de colectivos tanto científicos (especialistas en hidrogeología) como amateurs (espeleólogos), que actuarán coordinadamente en el proyecto:
  1. áreas de Hidrogeología: profesores, colaboradores, becarios e hidrogeólogos especialistas en karst .
  2. grupos de espeleología tanto adscritos a federaciones espeleológicas (española y portuguesa y regionales respectivas) como a diputaciones y otras entidades provinciales en su caso. Previamente, aunque la participación de los espeleólogos deportistas será libre y voluntaria, se les impartirán cursillos de formación que garanticen la calidad de las series temporales resultantes. (Impartidas por el equipo de GLACKMA)

 

En el marco legislativo de España y de Portugal la gestión el agua se encuentra enmarcada en el ámbito competencial nacional, ello facilita la gestión del proyecto con el organismo de aguas respectivo, si bien en su caso no es así para otras áreas competenciales ligadas al ámbito objetivo de trabajo. De esta manera, los organismos competentes en la regulación de Espacios Naturales, del Patrimonio arqueológico y de otros ámbitos de la ley a que hubiese lugar, dispondrán en su caso de acceso a la información y datos que se vayan generando desde la coordinación general del proyecto, y su colaboración deberá ser establecida mediante acuerdo o  convenio en cada caso.

Como en todo proceso investigador, no vasta con la gestión y cumplimiento legal del proyecto, sino que se dispondrá de un procedimiento de autoevaluación continua y periódica que establezca las enmiendas y mejoras oportunas al proceso investigador y su I+D+i. Así se establecerán protocolos de seguimiento de control de la calidad y mejora de la investigación.