Fundamentos

Fundamentos

¿Por qué medimos la descarga líquida glaciar?

Como consecuencia del calentamiento global del planeta con el aumento gradual de su temperatura ambiente, la masa de hielo de los grandes casquetes glaciares disminuye por fusión -es lo que se llama descarga líquida glaciar-, y el nivel del mar aumenta.

En las hipótesis de trabajo actualmente en uso, se estima que un tercio del ascenso del nivel del mar se debe a la dilatación térmica de las aguas y otro tercio provendría de la fusión de los glaciares temperados, desconociéndose el origen del tercio restante.

El efecto último del calentamiento global -aumento del nivel del mar- ya se está midiendo. La causa primera del calentamiento global -el aumento de gases de efecto invernadero- ya se está midiendo. Para medir la evolución del calentamiento se podrían utilizar cualquiera de las dos variables intermedias del proceso: temperatura ambiente y descarga líquida glaciar.

La temperatura ambiente es una variable con un comportamiento bastante fugaz y fluctuante a escala corta de tiempo. Sin embargo a escala plurianual o a tiempos más largos, está regulada por la temperatura de las aguas del mar, proceso que tiene una gran inercia térmica ya que el ciclo de circulación de las corrientes marinas dura varios siglos. Este hecho complica su interpretación a corto plazo. Además es un parámetro que se está midiendo actualmente en la red sinóptica de la OMM (Organización Meteorológica Mundial).

A diferencia de la temperatura, la descarga líquida glaciar es una variable muy estable  a la hora de medir la evolución del calentamiento global, con máximos y mínimos muy netos. Por eso GLACKMA la ha seleccionado para medir la evolución del calentamiento global.

 

Importancia de la fusión en los glaciares subpolares

En las expediciones que hemos realizado tanto a glaciares temperados como subpolares en ambos hemisferios, se ha observado la existencia de flujos y drenajes endoglaciares y subglaciares también en glaciares subpolares. No tan intensos, pero son similares a los existentes en los glaciares temperados. Las descargas glaciares específicas medidas arrojan caudales tales como:

  • 0,9 – 1,4 m3/seg por cada km2 de superficie glaciar, en los temperados (Lat 64ºN; Lat 51ºS)
  • 0,2 – 0,5 m3/seg por cada km2 de superficie glaciar, en los subpolares (Lat 79ºN; Lat 62ºS)

A su vez, el número de días en los que la descarga hídrica proveniente de los glaciares tiene lugar está en torno a:

  • 70-90  días en glaciares subpolares
  • 200-290  días en glaciares temperados

Pero debemos tener también en cuenta que la extensión de los glaciares temperados en el planeta es mucho menor que la correspondiente a los subpolares:

  • mayor que 70.000 km2 para los glaciares temperados
  • mayor que 750.000 km2 para los glaciares subpolares

Por tanto, el volumen global de agua drenada descargada por los glaciares subpolares es equivalente al de los glaciares temperados.

Nuestra hipótesis de trabajo se centra, considerando todo lo anterior, en investigar el papel que representa la descarga hídrica de los glaciares subpolares, frente al calentamiento global, ya que consideramos que dicha descarga podría representar ese tercio desconocido del ascenso real del nivel del mar.

 

Importante correlación entre la temperatura ambiente y la descarga glaciar

Por otra parte en las series temporales de intervalo horario que están generando nuestras estaciones ubicadas en distintos glaciares de ambos círculos polares, hemos observado que la descarga específica glaciar y la temperatura ambiente se correlacionan de manera directa.  

Esta relación confirma nuestra segunda hipótesis de trabajo, donde a pequeños aumentos de temperatura, corresponden pequeños aumentos de caudal y viceversa.

La relación es muy estrecha a escala horaria. También a escala plurianual existe una directa correlación entre ambas.