Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

GLACKMA, una llama viva…

Un año más y un encuentro más de esta joven Asociación. Todavía en ese estado en el que retomas de nuevo las jornadas diarias de trabajo, pero tu mente es más remolona y sigue saboreando las buenas sensaciones que se han generado durante estos días en Rascafría.

Sonrisas continuas, risas libres, abrazos sinceros, bromas cariñosas, miradas cómplices, caricias que transmiten… Un sinfín de gestos que de manera natural brotan en un grupo que tiene algo en común, el respeto por la naturaleza, el saber disfrutar de las pequeñas cosas, el buscar la felicidad en el día a día. Una sensibilidad especial que está en cada uno de los que formamos parte de GLACKMA. Un ambiente creado que nos demuestra que somos más que una Asociación.

Personalidades diferentes, formaciones y dedicaciones variadas, un rango de edades que dibuja un amplio abanico. Y sin embargo el resultado parece ser un paisaje multicolor, arropando una llama viva centelleante que se mantiene e ilumina el entorno con una luz polícroma. Inolvidable ese fulgor…

Confío en que los protagonistas de este III Encuentro se animen a contaros más detalles de este magnífico evento y los que nunca habéis venido a ninguno, os animéis a formar parte del siguiente. Se está generando un grupo abierto que desde el minuto cero acoge e integra a los nuevos participantes en ese paisaje cromático que os describí en el párrafo anterior.

  • Grupo GLACKMA Rascafría 2016

Etiquetas:

Compartir:

1 comentario:

  • Por Empar Landete Bermell (04/05/2016, a las 19:17)

    Los encuentros con la familia Glackma como bien dice Karmenka, son siempre muy agradables, llenos de risas, anécdotas, largas y cortas caminatas por paisajes espectaculares en plena naturaleza, aprendemos unos de otros, pues cada uno trae en su maleta particular vivencias y conocimientos de todo tipo, que se comparten.

    Cuando nos encontramos de nuevo, al cabo de un año sin vernos, sentimos una alegría inmensa en el reencuentro, no tengo palabras para explicar ese sentimiento de bienestar que se nota en los integrantes del grupo.

    Ánimo desde aquí, a que el año que viene se unan a nosotros, otras personas que no han venido nunca a nuestros encuentros a que se decidan y vengan.
    Les aseguro que se lo pasaran en grande, se maravillaran con los rincones que nos ofrece la madre naturaleza, y sobre todo notaran que forman parte de una gran familia llamada Glackma.

Escribe un comentario:

*:
*:
*: