Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

Sensaciones pululando por mi mente

Salamanca. Llegada del Ártico. De -16ºC (bajo cero, ¡sí!) a 40ºC (sobre cero, ¡sí!).

Asfixiada. No soy persona. Necesito aquel fresquito. Mi mente remolona está allá todavía. ¡Es una privilegiada!

Me pesa todo el cuerpo. No soy capaz de hacer nada. Completamente desubicada. Tumbada en la cama casi desnuda. Delante, ese cuadro en penumbra. Mi primera inmersión en Svalbard.

Con la mirada penetro en el mágico paraíso de los hielos. Sonrío. Es del 2001. Estamos en el 2017.

Glaciares. Me regaláis una paz infinita. Me brindáis felicidad inmensa. Me hacéis sentir tremendamente afortunada. 

Y tristemente desaparecéis a toda velocidad…

Yo solo soy un diminuto personajillo. Navego continuamente entre el mundo de los hielos y el mundo civilizado. Avisando, alertando. Esta es la realidad de las regiones polares.

¡¡Hola!! ¿Hay alguien ahí? ¿Alguien me escucha? ¿Alguien me entiende?

Silencio… Todo sigue igual. Me invade la tristeza. ¿Qué puedo hacer? Habrá que olvidar ese deambular entre los dos mundos…

Me quedo dormida. Sueño…

-----------------------------------

Despierto. No, no es un sueño. O, sí lo fue... Pero se ha fundido con la realidad.

Un momento… ¡Eh! ¿Qué escucho?

Parecen vocecitas, suaves, lejanas. Risas infantiles, jóvenes, sinceras. Cada vez más cerca. Es ya un griterío. Contagioso alborozo. Ilusión desbordante.

Corean armoniosamente: “Karmenka, Karmenka, estamos aquí. No te olvides de nosotros. Mucha suerte en la próxima expedición.”

Emoción intensa. Un mar de lágrimas en mis ojos. Un mar que me brinda sus aguas. Un mar que hay que cruzar navegando. Este personajillo tiene que seguir surcando las aguas entre los dos mundos. El de los hielos y el civilizado.

A ellos… sí le importa. Y ellos estarán mañana… Con eso es suficiente.

  • El mundo de los hielos

Etiquetas:

Compartir:

2 comentarios:

  • Por Alejandro Alvarez Luque (20/07/2017, a las 15:49)

    "Personajillo""Desubicada""Asfixiada"...Esto me suena: ¡Karmenka en estado puro! Lleva con la misma letanía bastantes años.(En el blog hay relatos, y hasta un poemilla mío, que lo confirman). Pero esta vez admitamos que está justificado semejante estado de ánimo. Planea concienzudamente la expedición (como siempre hacen), invierte ilusión, esfuerzo y dinero y ¡zas! te llevas un berrinche en toda regla en el Ártico: Ha desaparecido la estación sin dejar apenas rastro y se han perdido los datos de bastantes años.
    Te queda, además de tu invencible espíritu de superación, el velero del que hace bastante que no hablas. Así que a Asturias patria querida y, más en concreto, a Cudillero y a (re)estrenar el velero. Navega , disfruta y coge aire para seguir volando.
    Los glaciares se "mueren" y asistimos a una desaparición anunciada. Hemos estado dando la vuelta al Gran Combin,el monte más alto de Suiza, y hemos constatado, una vez más, el inexorable retroceso de los glaciares: en el principal que baja(ba) del macizo la lengua está tan raquítica como el casi desaparecido Mer de glace en Chamonix. En Islandia lo mismo. De ahí la importancia de vuestro trabajo: los datos y su estudio ¿lograrán convencernos de que el asunto es de la mayor gravedad?

  • Por Karmenka (21/07/2017, a las 21:26)

    Alejandro, ya sabes que escribo con sinceridad mis sensaciones. Puras, directas, sin manipular, tal y cómo se generan en mi interior. Y es lo que hay.
    Sí, a ver si ahora con la mente en los últimos trabajos que me quedan en el velero, cambio de tercio… En este verano confío en darle la libertad que se merece en las aguas del Cantábrico.
    Me han encantado y emocionado tus palabras: “Navega , disfruta y coge aire para seguir volando”. Porque ahora sí, todas esas sensaciones tanto tiempo anheladas, las tengo ya al alcance de la mano…

Escribe un comentario:

*:
*:
*: